Giulliana Loza:»El derecho a guardar silencio no implica que Keiko nunca más va a volver a declarar»

foto: Andina

La abogada Giulliana Loza, defensa legal de Keiko Fujimori, consideró que la reciente decisión de su patrocinada de no declarar ante el fiscal José Domingo Pérez no se contradice con su compromiso de colaborar con la justicia en la investigación que se le sigue por presuntos aportes ilícitos a su campaña presidencial del 2011.

«El derecho a guardar silencio no implica que nunca más va a volver a declarar. De hecho, el propio Código Procesal Penal establece que aquella persona que guarda silencio tiene la posibilidad en cuanto lo considere pertinente de declarar a su solicitud, también cabe la posibilidad de los alegatos por escrito y la participación de la defensa», dijo.

En entrevista en una radio local, denunció que en la investigación a la excandidata presidencial «no se están respetando ninguna de las garantías del debido proceso» por la constante filtración de documentación reservada e incluso con carácter de secreto sobre las diligencias.

La abogada precisó que en adelante Keiko Fujimori enfrentará en libertad la investigación que se le sigue sin ninguna restricción. No obstante, reconoció que el fiscal José Domingo Pérez podría solicitar nuevamente medidas restrictivas en su contra, aunque aclaró que «cualquier medida tendrá que ser debidamente sustentada».

Loza descartó que la defensa de la lideresa de Fuerza Popular o el recurso de habeas corpus planteado por su hermana hayan planteado que se sancione al juez Richard Concepción Carhuancho, pedido que estuvo incluido en la ponencia del magistrado Ernesto Blume y que fue finalmente rechazado por el Pleno del TC.

«Nosotros no hemos solicitado algún tipo de sanción al magistrado Concepción Carhuancho. Lo que se alegó fue que la resolución que él había emitido en primera instancia causaba agravio a la libertad de la señora Fujimori por una serie de afectaciones al debido proceso», explicó.

Keiko se negó a declarar

Ayer, antes de conocerse la decisión del TC, se frustró el interrogatorio que el fiscal José Pérez iba a realizarle a Keiko para que amplíe la declaración que la semana pasada hizo en cuanto a que sí conocía de aportes de empresarios a su campaña presidencial el 2011.

La excandidata hizo uso de su derecho a guardar silencio. Esto lo tuvieron en cuenta los ciudadanos que, por la noche, salieron a las calles de Lima y de otras ciudades del país a protestar por lo que consideraron una afrenta del TC para con los fiscales. Según ellos, estando presa Keiko seguía sin interés de colaborar, y será ahora más difícil que lo haga estando en libertad.

En el centro de la ciudad capital, los manifestantes trataron de llegar al local del TC, pero la Policía lo impidió con rudeza. Por varias horas protestaron en la plaza San Martín. En tanto, al cierre, el fiscal Pérez expresó su indignación por el fallo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*