Mark Vito sobre huelga por Keiko Fujimori: «Me encantaría comer una Bembos extrema»

El esposo de la lideresa de Fuerza Popular aseguró que tiene muchos antojos, pero remarcó que su sufrimiento «tiene sentido».

Mark Vito cumple ocho días de huelga de hambre exigiendo la libertad de Keiko Fujimori en su carpa. (Foto: La República)

Mark Vito Villanella, esposo de la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, aseguró que tiene antojos y que le encantaría comerse una «hamburguesa extrema», en medio de la huelga de hambre que inició hace ocho días.

«En este momento me encantaría una Bembos. Y no cualquier hamburguesa, me encantaría una hamburguesa extrema. Pero todo este sufrimiento tiene sentido para que la gente sea consciente de la injusticia que sufre mi esposa», dijo al diario Trome.

Mark Vito Villanella asegura que continuará haciendo huelga de hambre hasta que su esposa Keiko Fujimori salga del penal, a pesar de tener una orden de prisión preventiva que aún acaba en más de cinco meses.

El empresario inició esta protesta desde la noche del miércoles 13 de noviembre frente al Penal de Mujeres Anexo de Chorrillos, donde se encuentra recluida la hija de Alberto Fujimori, al representar un riesgo de obstrucción a la investigación que se le sigue en su contra.

De otro lado, afirmó que ha tomado vacaciones para iniciar una huelga de hambre en favor de la libertad de la excandidata presidencial, quien cumple 18 meses de prisión preventiva en el penal Anexo de Mujeres de Chorrillos.

«Soy un empresario. Soy gerente general. Estoy en planilla y ahora estoy tomando vacaciones. Tengo vacaciones acumuladas. Felizmente la empresa tiene ahorros y cuento con un equipo que me está ayudando», indicó.

Aseguró que tiene vacaciones hasta fin de mes y si es necesario, en diciembre firmará nuevamente para más días, a fin de continuar con su medida de fuerza en los exteriores del penal de Chorrillos.

«Quiero dos cosas: que los abusos y show de parte del Ministerio Público paren. Dos, quiero que los magistrados del Tribunal Constitucional dejen de lado las presiones mediáticas. De ser así, Keiko va a salir. El juez supremo número uno es Dios. Para que yo me vaya de aquí, necesito que Keiko salga de esa puerta, me dé un abrazo y me diga que vamos a ir a casa para estar con nuestras hijas», aseveró.

Vito Villanelle dijo tener fe que Keiko Fujimori saldrá en libertad, caso contrario seguirá «hasta las últimas consecuencias». «Yo moriría por Keiko […] No es un acto de amor por mi esposa y mis hijas, esto es un acto de justicia», enfatizó.

Por otro lado, Mark Vito reiteró al diario local que los millonaros aportes de empresarios a la campaña presidencial de Keiko Fujimori en el 2011 no es “dinero ilícito” y que confirman lo que Jaime Yoshiyama informó hace meses.

Días antes, cuando se reveló la confesión del presidente de Credicorp Dionisio Romero, sostuvo que “el pitufeo” era “necesario” para que el dinero entre al partido Fuerza Popular.

“Si la plata es lícita, en el peor caso sería una falta administrativa y, además, si hay pitufeo es necesaria para que la plata entre al partido. Mi entender es que la plata que fue entregado a Jaime (Yoshiyama) fue entregado a Jorge, luego al partido y fue registrado en la ONPE bajo diferentes nombres. En el peor caso es una simulación de aportes que no está tipificado en el Código Penal”, manifestó Vito a Latina el último martes.

Keiko Fujimori se encuentra recluida en el Penal de Anexo de Mujeres de Chorrillos desde el 31 de octubre de 2018 al ser sindicada por la Fiscalía como la presunta cabecilla de una organización criminal que lava dinero ilícito bajo la fachada del partido Fuerza Popular. Mark Vito también es involucrado en el caso por haber utilizado su empresa para ejecutar el presunto delito.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*